"Yo no tengo un estilo..., tengo varios, los alterno y me alterno entre ellos". Y continuó: "Dibujo, coloreo, borro, raspo, cubro, oscurezco y relleno, me meto en una especie de cocina de la superposición." -JBP

Grabados de una Memoria Vívida

Texto reproducido con autorización del Profesor Guillermo Montero de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica

 

Nacido en el puerto chileno de Valparaíso en 1938, Bernal Ponce formó parte del Taller 99 (Studio 99), de la Universidad Católica de Santiago de Chile, cuyos miembros eran conocidos por su espíritu de experimentación, la exploración de medios alternativos, y la investigación de nuevas técnicas. Cuando era joven, Bernal Ponce salió de Santiago rumbo a París, donde estudió con William Stanley Hayter en la Academic Ranson al mismo tiempo que estaba matriculado en la Ecole des Beaux Arts.

El enfoque constructivista de Juan Bernal -composiciones geométricas y casas agrupadas en forma piramidal- también es de carácter anecdótico, refleja una sensibilidad a los mil detalles que no pueden reducirse a generalidades. Técnicamente Bernal Ponce sobresale como dibujante. La línea predomina en la concepción de sus grabados, y el esquema de color que acompaña es delicado y transparente, con un uso ocasional del claroscuro para crear la atmósfera necesaria. Su trazo siempre sigue siendo el máximo referente visual; varía en peso e intensidad, pero la acción controlada del ácido en la placa define sus cualidades, destacándolo contra los espacios de la atmósfera.

A pesar de la constante aparición en sus grabados de caricaturas de tipos humanos -grotescas y contrastantes- la poética del espacio es un elemento más importante y el papel de las figuras es afirmar su entorno. Por lo tanto, el conquistador, geométrico y metálico, cede ante la armonía de las piedras silenciosas el mundo precolombino, y Neruda aparece atrapado en la loca atmósfera de un café. Sus constantes viajes revelan una ansiedad oculta, un deseo de encontrar un punto de referencia, un faro que lo guíe a su origen. El trabajo de Bernal Ponce, en suma, es un ejercicio simultáneo en la memoria y estilo así como un constante esfuerzo para detener el tiempo.